La osadía de un Cádiz histórico

El conjunto amarillo tiene en el bolsillo la permanencia en LaLiga Santander por primera vez en este siglo y todo ello pese a tener uno de los presupuestos más bajos de la competición o la plantilla con menor valor económico de todas.

El Cádiz lograba el 12 de julio del 2020 su sexto ascenso a LaLiga Santander, el segundo en el siglo XXI. Y menos de un año después se ha confirmado que seguirá formando parte de la máxima categoría del fútbol español la próxima temporada, lo que supone todo un logro para el equipo entrenado por Álvaro Cervera.

Este Cádiz ha logrado este hito histórico para la entidad, que hasta ahora solo había alcanzado la salvación en Primera División en seis ocasiones, de manera consecutiva en la época dorada del club, entre 1985 y el 1993, es decir, casi 30 años después de la última vez. Y lo ha hecho pese a los grandes hándicaps con los que se ha topado en el curso.

El equipo andaluz comenzaba la campaña siendo el cuarto con peor presupuesto de la categoría, por delante tan solo de Elche, Huesca y Levante. Pero es que, además, su experiencia reciente era la peor de LaLiga, ya que el resto de los componentes como mínimo había jugado en las últimas 10 temporadas una campaña en Primera. Por último, la plantilla que estaba al cargo de Álvaro Cervera era la que según Transfermarkt peor valor de mercado tenía de las 20 que componen la competición nacional en España.

Pues con todo ello, el Cádiz ha logrado imponerse en muchas circunstancias complicadas, sacar adelante la temporada e incluso hacerlo de manera tranquila y sin sufrir prácticamente nada. Cada jornada superaba las expectativas y en las apuestas deportivas de los mejores mercados, ha sido uno de los equipos que más pronósticos ha ido rompiendo a lo largo del curso. Más allá de los triunfos ante FC Barcelona o Real Madrid, o de esa competitividad innata del equipo, este cuadro se ha permitido ser un osado y convertirse en uno de los más destacados de la campaña.

Una lección de creencia

Con un fútbol muy táctico y apoyándose en el equipo más que en las individualidades, el conjunto amarillo ha conseguido igualarse a otros clubs de gran poder en España como son el Valencia, el Osasuna, el Getafe o incluso estar a una altura similar del Athletic Club de Bilbao.

Todo esto son palabras mayores para un conjunto que lo que pretende es asentarse en LaLiga Santander y acumular otra larga presencia en la máxima categoría nacional, un logro que el club gaditano no ha podido alcanzar desde aquel doloroso descenso de 1993.

En definitiva, el Cádiz soñó con una permanencia para esta temporada y se levantó cumpliendo con ella, en una temporada que además de engrandecer el fútbol de Álvaro Cervera o el enorme compromiso de su plantilla, demuestra que no todo son números en el deporte y que incluso con nivel económico discreto se pueden alcanzar cotas muy altas.

Noticias relacionadas

 
28 abril 2021 | Redacción
La Unión Deportiva sin rumbo