La refinería “Gibraltar-San Roque” invierte 17,9 millones de euros en temas medioambientales

Las emisiones de SO2 a la atmósfera se han reducido en los últimos diez años un 80%. La capacidad de recuperación de azufre ha aumentado en un 40%.

>

La refinería “Gibraltar-San Roque” ofrece, a través de la Declaración Medioambiental, un balance de la gestión ambiental realizada durante el año 2008. Este documento plasma el sentir de la instalación industrial en búsqueda permanente de la mejora continua y de una gestión sostenible de los recursos.

El año 2008 ha supuesto para la Refinería el aumento de la capacidad productiva de la instalación, que se refleja en los 11,9 millones de toneladas procesadas, destacando que estos incrementos de la producción han ido de la mano con la reducción del consumo y las mejoras encaminadas a la eficiencia energética.

Inversiones

Las acciones propuestas en el primer Acuerdo Voluntario, firmado en el 2006, se han hecho realidad gracias a la importante inversión medioambiental de la Refinería en los dos últimos años. Concretamente, en el 2008 se elevó a 17,9 millones de euros, lo que supone una cantidad cuatro veces mayor a la del año 2007 – de 3,4 millones de euros. La finalización de este primer acuerdo voluntario ha sentado las bases del siguiente, cuya formalización se plasmará este mismo año.

Las partidas más importantes se destinaron a la mejora de la infraestructura eléctrica para reducir el impacto por situaciones episódicas e incidentales ? 2,6 millones de euros ? y las mejoras en la unidad de recuperación de azufre ? 5 millones de euros ? para aumentar la disponibilidad y eficiencia de la planta. Destaca igualmente la construcción de una nueva unidad de regeneración de Aminas y la nueva unidad de Azufre VI, con una inversión de 27 millones de euros.

La puesta en marcha de la nueva unidad de Azufre VI ha permitido, además de aumentar la capacidad de recuperación de azufre en la Refinería – de 200 a 275 Tn/día – la mejora de la eficacia de estas plantas, al permitir la parada de la planta de azufre más antigua y de menor eficacia, con lo que el rendimiento global ascendió al 99,3%.

La unidad de recuperación de Aminas elimina, a través de un proceso de absorción con aminas, el ácido sulfhídrico (SH2) contenido en los gases. El SH2 se envía a la unidad de recuperación de Azufre, donde se convertirá en azufre sólido. Por otro lado, los gases exentos de sulfhídrico, se envían a la red de fuel gas como combustible de la Refinería.

Un nuevo “protocolo de actuación” se estableció por la Refinería y consensuó con la Consejería de Medio Ambiente. En este protocolo se fijaron unos umbrales de alerta para, en caso de superarse el umbral, realizar las medidas correctoras pertinentes antes de llegar a producirse el incumplimiento de los valores límites legales vigentes. Prueba de la mejora inducida por este “protocolo de actuación”, junto con el resto de medidas incluidas en el plan de mejora ambiental, es el hecho de que durante todo el año 2008 no se han superado los valores límites vigentes en las casetas de inmisión del Campo de Gibraltar.

Emisiones

Las emisiones atmosféricas de la Refinería han sido inferiores a los límites que fija la Autorización Ambiental Integrada (AAI), registrándose en la mayoría de los casos reducciones sobre las del 2007. En lo que respecta a las emisiones globales (efecto burbuja), las disminuciones alcanzaron el 38% en partículas y el 9% en SO2.

Uno de los principales logros en la gestión medioambiental se ha producido en la reducción de las emisiones de dióxido de azufre a la atmósfera de los últimos diez años, alcanzándose una reducción del 80%, lo que nos convierte en la refinería de la zona mediterránea que menos SO2 ha emitido, al utilizar para su autoconsumo fuel oil de bajo azufre.

En cuanto al balance de las emisiones de CO2, no se superó el valor de 2.145.174 toneladas/año asignado al conjunto de la Refinería, Gepesa y Lubrisur.

Efluentes líquidos

El cumplimiento de las especificaciones establecidas en la legislación se controla analizando las características indicadas a las muestras representativas. La toma de muestras se realiza en un punto determinado en el interior de la Refinería, accesible tanto para el personal del Centro como de la administración legalmente autorizado.

La calidad de los vertidos experimentó mejoras significativas, lográndose en todos los casos concentraciones muy alejadas de los límites que establece la AAI. En la comparativa con el año anterior se obtuvieron reducciones del 31% en sólidos en suspensión y del 32% en aceites y grasas; en el caso de los hidrocarburos y los COT (Carbono Orgánico Total) se repitió el valor del 2007.

Residuos

Todos los residuos generados de la Refinería se segregan en función de la peligrosidad del residuo, recibiendo un tratamiento distinto según se trate de un residuo peligroso, industrial no peligroso o asimilable a urbano. En el caso de los lodos contaminados se contabilizaron 6.367 toneladas frente a las 13.062 del año 2007, mientras que en el caso de la basura contaminada se produjo un aumento de 1.436 frente a 1.031 toneladas del 2007.

En el año 2009, la refinería “Gibraltar-San Roque” ha comenzado un programa de concienciación ambiental entre los empleados de CEPSA y las empresas auxiliares con el fin de realizar un reciclado de residuos óptimo.

Nuevas Actuaciones

Las plantas de desulfuración, construidas en los últimos años, están diseñadas para cumplir las especificaciones de la nueva normativa, que comenzó su aplicación en el 2009 y que trata sobre el contenido de azufre en gasolinas y gasóleos con una importantísima reducción de azufre. La Refinería produjo ya en 2008 sus gasolinas y gasóleos con las especificaciones que se exigen en el 2009, es decir con 10 ppm (partes por millón) de azufre.

Además, la instalación de la planta de biocombustibles que la compañía Abengoa Bioenergía ha construido en los terrenos de la Refinería tendrá una capacidad de 200.000 toneladas anuales de FAME, fuente para la producción de biodiesel para el gasoil.

La preocupación de CEPSA por el medio ambiente nos ha llevado a desarrollar actividades encaminadas no sólo al desarrollo sostenible sino a la protección de la biodiversidad. En esta línea, la compañía ha unido lazos con Circe (Conservación, Información y Estudios sobre cetáceos en el Estrecho) en su importante labor conservacionista. También estamos trabajando con Ornitur para la creación de una estación ambiental en la zona del “Arroyo Madrevieja” de San Roque.

Por último, miembros de la Dirección de la Refinería se reúnen periódicamente con los vecinos para acercar la instalación industrial y exponer las actuaciones realizadas. Además, se ha llevado a cabo un programa de Puertas Abiertas con el que se recibe a cualquier colectivo o persona individual interesada en conocer la instalación. Concretamente, en el año 2008 asistieron 1.600 visitantes.

Noticias relacionadas