Los diferentes tipos de mediación (I)

 

La Mediación, además de ser otra forma de acceso al sistema de justicia, puede ser utilizada de forma valida en diferentes ámbitos, según la materia en la que surja la necesidad de su uso, ya que la Mediación está llamada a satisfacer las necesidades de la ciudadanía, en todos los campos en los que se de dicha necesidad.

Así tendríamos la Mediación Civil, esta puede referirse a asuntos en los que el conflicto verse sobre materia de Herencia, por poner un ejemplo, o en materia de reclamaciones entre particulares, bien de cantidades, o de actuaciones, asuntos de propiedades, de relaciones, etc.

 Dentro de la Mediación Civil, tienen cabida múltiples subdivisiones, como, por ejemplo, la Mediación familiar, en la que se pueden gestionar conflictos entre familiares bien unidos, por vínculo matrimonial, o de convivencia cuasimatrimonial.

La Mediación intergeneracional, donde se incluyen los conflictos entre familiares de distintas generaciones, como por ejemplo abuelos, padres, hijos, la atención de nuestros mayores, situaciones de discapacidad. Etc.

La Mediación comunitaria, como aquella en la que se gestionan conflictos dentro de la comunidad, esto es, conflictos entre vecinos, o entre vecinos(comuneros) y las administraciones de fincas, o entre proveedores de las comunidades de propietarios y sus comuneros, o entre las comunidades de propietarios y la administración pública, etc.

En Mediación, cada conflicto es independiente, y puede necesitar beber de varias fuentes, de ahí su gran utilidad y versatilidad.

La Mediación Organizacional, aquí podrían incluirse aquellos conflictos surgidos en el seno de organizaciones, como entidades, asociaciones, empresas, etc. y ello en comunión con la Mediación Empresarial, y la Mediación Concursal, relacionada esta última, con la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad, en la que se proporcionan alternativas de solución a las personas que lo han perdido todo y se encuentran endeudadas, siempre teniendo en cuenta las circunstancias concretas de cada caso.

En el ámbito Sanitario la Mediación, cubre un papel esencial, para poder atender y dirimir las distintas situaciones que pueden llevar a conflicto, entre profesionales del sector, entre usuarios y profesionales, entre usuarios, entre administración sanitaria y usuarios, etc.

En este campo, también pueden surgir conflictos que lleven a un conflicto dentro del Área Penal del Derecho, porque el conflicto curse con agresiones, insultos, lesiones, etc.

La Mediación Penal, tiene cabida, aunque su desarrollo es algo más complejo, hay que tener especial cuidado y atención a la Víctima con respeto al Victimario.

Así en los accidentes de tráfico, tiene su encaje la Mediación, con su especialidad.

Por último, la Mediación Penitenciaria, se encarga de trabajar con los conflictos entre internos(presos), o entre estos y funcionarios, o entre internos y administración, las combinaciones pueden ser diversas.

En todas las Áreas de Mediación, es vital la formación específica de los profesionales de la Mediación en dicha Área en la que surja el Conflicto, e incluso tirar de la variedad de disciplinas que fueran necesarias, así la psicología, trabajo social, educadores, etc.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
19 septiembre 2022 | Patricio González García
¿Y las becas?
 
18 septiembre 2022 | Rafael Fenoy Rico
La personalidad fascista en sociedades democráticas