Los socialistas acusan a Gómez y al PA de “preocuparse más de Acerinox que de Palmones y su gente”

El PSOE denuncia que los representantes del PA actuaron “con un indignante cinismo”, en el pleno de la Junta Municipal de Distrito de Palmones del pasado miércoles, “al rechazar la propuesta socialista que tenía por objeto abrir cauces de cooperación con la factoría de Acerinox para posiblitar la contratación del mayor número de desempleados posible, con motivo de las obras de ampliación de la acería”. El PSOE también denuncia ”la escasa receptividad que –en su opinión– exhibieron los responsables andalucistas ante el resto de inciativas y sugerencias presentadas por el grupo socialista”.

>

Redacción | Palmones

Los socialistas consideran que “el presidente andalucista de la Junta Municipal de Distrito, José Antonio Gómez, mostró, una vez más, una inadmisible y condenable falta de respeto tanto a los representantes del PSOE como a su trabajo desde la oposición”.

“El señor Gómez y sus compañeros de filas han olvidado aquellos años en los que exigían a los anteriores equipos de gobierno solución a todos los problemas del municipio, incluso aquellos que no eran de su competencia, y se mostraban muy combativos en todo lo relacionado con la empresa siderometalúrgica”, recuerdan los socialistas. “Sin embargo, desde que llegaron a la alcaldía los andalucistas se comportan muy condescendientemente con Acerinox, regalando la tasa de inertes, que suponía más de 1,5 millones de euros de ingresos anuales para el Ayuntamiento, y despreocupándose de los efectos de las emisiones contaminantes de la factoría sobre los vecinos de los alrededores, lo que resulta bastante más que sospechoso”, afirman desde el PSOE.

Los socialistas destacan que con su propuesta, que fue rechazada con los votos del PA y la abstención del PP, “lo que pretendíamos y pretendemos es contribuir a paliar la alta tasa de paro que se sufre en Los Barrios, con más de 2.700 personas desempleadas, implicando a una empresa que lleva a cabo una importante inversión en su término municipal y cuya presencia, independientemente de los recursos económicos y sociales que proporciona, tiene un elevado coste ambiental para la población barreña”.

“Lamentablemente –dicen desde el Partido Socialista– el señor Gómez y el PA parecen preocuparse más de Acerinox que de Palmones y su gente”.

Ruegos socialistas

El PSOE también abogó en el pleno de la Junta Municipal de Distrito del pasado miércoles por la adopción de medidas efectivas para resolver el problema que se origina en las zonas de entrada y salida de Palmones, a determinadas horas del día, debido al colapso que provoca el estacionamiento de vehículos de gran tonelaje que acceden al interior de las instalaciones de la acería.

“Somos conscientes de que este tránsito de vehículos pesados es inevitable y, además, fundamental para el buen funcionamiento de la productividad de la fábrica, ya que de ello depende la estabilidad  de miles de puestos de trabajo y, también, la estabilidad de la economía del municipio de Los Barrios, pero pedimos que se estudie y valore la solución más adecuada, tanto para la Empresa como para los ciudadanos y ciudadanas”, dicen los socialistas.

“Este problema puede dar lugar a que, en una supuesta situación de emergencia, la entrada desde la autovía hacia Palmones y la salida desde Palmones hacia la autovía se convierta en una misión imposible, con el riesgo que esto supondría para la población. Asimismo, también, peligra la integridad física de los usuarios y usuarias que circulan diariamente, con sus vehículos, por estas zonas, ya que hay que invadir el carril  izquierdo, con el riesgo, más que probable, de colisionar frontalmente con los vehículos que circulan en la dirección que les corresponde”, explican desde el PSOE.

Los representantes socialistas en la Junta Municipal de Distrito, haciendo eco de quejas vecinales, solicitaron, además, que se le reclame a Acerinox “la instalación de pantallas antirruído para atenuar los fuertes impactos que se vienen produciendo desde que comenzaron las obras de ampliación de la acería y que están afectando, negativamente, a la calidad de vida de las personas residentes en las inmediaciones, especialmente la de aquellas que padecen algún tipo de dolencia y cuyos síntomas se están agravando por este motivo”.

Por último, y también haciéndose eco de las demandas de vecinos y vecinas, el PSOE planteó que se le exija a los responsables de la factoría que “el riego periódico de las zonas en las que el tránsito de camiones es más intenso, para evitar el levantanmiento de grandes polvaredas que afectan a las viviendas más cercanas y a las personas, sobre todo las que padecen enfermedades respiratorias”.

 

Noticias relacionadas