Márgenes y Vínculos atendió en 2008 a 16.459 personas

La fundación, que presentó su Memoria Anual, amplió su presencia en Andalucía con la apertura de nuevas sedes en Almería, Málaga y Jaén

>

La Fundación Márgenes y Vínculos prestó atención en 2008 a 16.459 personas. De ellas se ocuparon los 205 profesionales que trabajan en la fundación y los cien voluntarios que colaboran con ella. Son datos que figuran en la Memoria Anual 2008 que esta mañana han presentado en Algeciras el presidente de la fundación, Francisco Mena, el director general, Ricardo Torres, y el subdirector para fines sociales, José Ángel Ponce.

La extensión de la fundación a otras provincias andaluzas es otra de las novedades destacadas en la memoria. Mena explicó que esta institución lleva muchos años trabajando en las provincias de Cádiz, Sevilla y Granada. En 2008 se abrieron nuevas sedes en las ciudades de Jaén, Málaga y Almería. “Ya actuamos en casi toda Andalucía. Sólo nos faltan las provincias de Córdoba y Huelva. La fundación espera seguir ampliando su radio de acción. Y si en estas dos provincias nos lo demandan, allí estaremos también”, afirmó Mena.

El presidente de Márgenes y Vínculo destacó además que el servicio de prevención fue el que llegó a más personas, 9.775 en total. Mena resaltó la labor del programa de Prevención del maltrato a la infancia y la adolescencia, que se desarrolla en la provincia de Cádiz, y del que dijo que es fundamental para una institución como ésta cuya función prioritaria es la protección de la infancia. “Si hacemos una buena prevención, evitaremos que los menores sufran cualquier tipo de maltrato y que tenga que intervenir el personal de nuestro programa de evaluación y tratamiento”, afirmó.

Éste último es otro de los programas a destacar en 2008, pues se ha visto favorecido por la apertura de nuevas sedes. De este modo, en colaboración con la Dirección General de Infancia y Familias de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social, el programa de Evaluación y tratamiento de menores víctimas de abuso sexual, que ya estaba bien implantado en Granada, se ha podido reforzar en las provincias de Málaga, Almería, Jaén y Cádiz.

Mena recordó que en este mismo programa, y en colaboración con el área de prevención, se realizó y editó un cortometraje de sensibilización, llamado Espiral, que describe las situaciones de victimización secundaria de menores que han sufrido abuso sexual; es decir el calvario que sufren estos menores cuando tienen que contar, una y otra vez, la agresión sufrida a los profesionales de las distintas administraciones que intervienen en el caso cuando se presenta la denuncia: policías, médicos, trabajadores sociales, psicólogos o funcionarios judiciales, etc. De este vídeo, dirigido a los profesionales que trabajan en ámbitos relacionados con los menores, se han hecho 2.000 copias en DVD que se están distribuyendo por toda Andalucía.

Mena también resaltó el trabajo desarrollado en el programa de acogimiento familiar de menores desamparados o víctimas de abusos o maltrato. En 2008 la fundación atendió a 285 niños y niñas que fueron acogidos por algún miembro de su familia extensa, y otros 95 menores que fueron acogidos por familias ajenas o alternativas. El presidente de la fundación afirmó que por muy bueno que sea un centro de acogida de menores nunca será mejor que una familia. Mena elogió el compromiso y el esfuerzo solidario que hacen las familias acogedoras alternativas.

El reforzamiento de los citados programas no significa que la fundación haya descuidado los demás. Con calidad en la atención y siempre con respeto a las personas y a su derecho a la intimidad, la labor del personal de Márgenes y Vínculos ha seguido mejorando en el servicio de asistencia y peritaciones, en el de atención a la discapacidad, en los tres centros de acogida de menores, o en nuestros programas de atención a las mujeres en riegos de exclusión social, el de mujeres e hijos e hijas de inmigrantes, el de cooperación internacional al desarrollo, y el de cultura. Mena resaltó especialmente la labor que se realiza en la prisión de Botafuegos con las mujeres reclusas. “Intentamos, sobre todo, que pese a estar en prisión no dejen de sentirse madres y que mantengan vivos los vínculos con sus hijos”, explicó.

El presidente alabó la buena aceptación y el interés ciudadano que despertaron las dos exposiciones organizadas en 2008 y que se han podido ver en toda la comarca del Campo de Gibraltar: Tan lejos, tan cerca y Somos los nuevos andaluces, ambas con la intención de propiciar la convivencia entre personas de diferentes orígenes y la integración plena de los inmigrantes.

Mena expresó el agradecimiento de la fundación a todas las entidades públicas y privadas que confían y apoyan su labor. Citó especialmente a la Junta de Andalucía, pues recordó que la Dirección General de Infancia y Familias de la Consejería de Igualdad subvenciona el 90 por ciento de los programas de la fundación. Mena agradeció también la aportación de empresas privadas como Carrefour, Cajasol, La Caixa, Caja Madrid, Bancaja o los diversos ayuntamientos que colaboran con la fundación.

Noticias relacionadas