Medio Ambiente se prepara para actuar contra la plaga de lagarta peluda

La concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Los Barrios, Isabel Calvente, acompañada de técnicos municipales, ha asistido hoy a una jornada informativa sobre los efectos nocivos de las plagas de lagarta peluda (Lymantria dispar) en las encinas, alcornoques y quejigos de la provincia de Cádiz y sobre las medidas para su control que desde la administración autonómica se llevan a cabo.

Esta jornada ha tenido lugar en el municipio vecino de Alcalá de los Gazules y ha sido ofrecida por la delegación territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía.

Este tipo de plagas tiene una mayor presencia dentro de la provincia en el Parque Natural Los Alcornocales y el Estrecho, tanto por su riqueza arbórea como por las particulares condiciones climatológicas de estas zonas.

La lagarta peluda es un lepidóptero muy frecuente en la región andaluza y cuando prolifera en exceso suele ocasionar daños considerables en las masas forestales.

Según ha explicado Calvente, la Junta está poniendo en marcha un tratamiento de choque de dos años de duración sobre una superficie total de unas 42.000 hectáreas para hacer frente a la plaga.

“Este plan empezará a aplicarse en mayo que es la época en la que se intensifica el ciclo de reproducción de esta especie de insecto, especialmente en los términos de Castellar, Jimena y Tarifa, que son aquí en la comarca del Campo de Gibraltar los lugares más afectados”, señala la delegada de Medio Ambiente del Consistorio barreño.

“Hasta el momento la incidencia en el municipio de Los Barrios es menor, limitándose a espacios como los parajes de ‘Hoyo de Don Pedro’ o la finca de ‘Murta’, que son montes de propios, en la periferia del término, pero, desde el Ayuntamiento, nos estamos preparando ya para actuar adecuadamente”, destaca la edil.

En Andalucía y también en el resto de España este lepidóptero es catalogado como el segundo defoliador más dañino en los bosques de quercíneas y la vegetación que los acompaña.

En los últimos 60 años, los alcornocales de Cádiz y Málaga han sido los más atacados por la lagarta peluda. En los primeros años de la década de los 80 del pasado siglo se produjo un grave ataque en lo que actualmente es el Parque Natural Los Alcornocales, sobre una superficie de 15.000 hectáreas. Posteriormente, se fueron sucediendo pequeños rebrotes de la plaga que se pudieron controlar mediante tratamientos. No obstante, a principios de la década siguiente aparecieron pequeños focos que se fueron expandiendo y que llegaron a extenderse por una superficie de hasta 41.000 hectáreas en el año 1995.

Noticias relacionadas