UN CAMINO EN EQUILIBRIO

Medio lleno o medio vacío

 

Seguro que alguna vez te has preguntado por qué algunas personas triunfan a pesar de las dificultades y los problemas, y otros, sin embargo, permanecen sin saber cómo resolver la situación, encontrándose continuamente en un estado de amargura.

Pues bien, los primeros suelen ser personas optimistas:

  • Tienen un alto nivel de autoestima
  • Habilidad para aprender de los fracasos
  • Son entusiastas
  • Tienen ilusión y la transmiten

Y los segundos serían los pesimistas:

  • Tienden a ver la parte mala de todo
  • poca confianza en sí mismo, e incluso en los demás
  • Casi siempre están enfadados o deprimidos
  • Por lo general, no tienen ilusiones

¿Con qué tipo de personas te has identificado? Si lo has hecho con los optimistas ¡enhorabuena! porque hay estudios que demuestran que las personas optimistas tienen mejor salud; pero si lo has hecho con los pesimistas ¡no te preocupes! ya que hay una buena noticia, y es que el optimismo se puede entrenar, así que ya no vale el “es que yo soy así” …

Nuestro cerebro tiene la capacidad de reestructurarse y podemos educarlo en pensamientos positivos. Además, las emociones son contagiosas, por lo que, si te rodeas de personas optimistas, verás el mundo de una forma más positiva.

La transición del pesimismo al optimismo no es tarea fácil, pero tampoco imposible.

Algunas claves para llevarla a cabo son:

  • Empezaremos por pensar que la gente quiere acercarse a personas alegres y que transmitan ilusión, no a los que están todo el día quejándose de lo mal que está todo.
  • En el momento que te des cuenta que estás teniendo un pensamiento negativo, analízalo y valora si es lógico o no. El siguiente paso es modificarlo por un pensamiento positivo.
  • Céntrate en el “aquí y ahora”. No malgastes energía en pensar en los problemas, ocúpate en solucionarlos.
  • Cuando el día finalice, visualiza toda la jornada y anota las cosas positivas que te han ocurrido gracias a las decisiones que has tomado. Además, si el día no ha sido muy bueno, intenta pensar 3 cosas bonitas que te hayan sucedido, por ejemplo, que alguien te haya sonreído al darte los buenos días.

Las personas optimistas confían en sus posibilidades y se esfuerzan por desarrollar sus capacidades innatas para sacarles el máximo partido. Este es el secreto de sus triunfos a pesar de las dificultades.

La vida tiene su lado sombrío y su lado brillante; de nosotros depende elegir el que más nos plazca

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
29 septiembre 2022 | M. Carmen García Tejera
El pensionado de Santa Casilda, de María Jesús Fraga
 
27 septiembre 2022 | Redacción
Esquizofrenia, un trastorno mental
 
27 septiembre 2022 | Patricio González García
Acorralado