Podemos lamenta el deterioro de los servicios: teléfono, agua y alcantarillado

La formación morada eleva una queja por la falta de servicio para teléfonos móviles, la baja presión de agua potable y alcantarillado deficiente en el polígono de Palmones

Podemos Los Barrios
Rafael Oliva y Cristina Maldonado, concejales de Podemos Los Barrios

Desde Podemos han puesto de manifiesto el constante y evidente deterioro de los servicios a la ciudadanía en la Villa de Los Barrios.

Comenzando por el teléfono móvil, que en las últimas semanas está sufriendo continuos cortes y falta de cobertura en muchas zonas.

«Cuando la red móvil la usan pequeños los comerciantes para cobrar se convierte en algo indispensable», explica Rafael Oliva, concejal de Podemos Los Barrios, «más allá de las evidentes molestias y del riesgo que puede suponer no tener acceso a las comunicaciones ante una situación de emergencia. Esto es lo que ocurre cuando se dejan los servicios estratégicos (como la telefonía) en manos de empresas privadas, que están más interesados en engordar sus cuentas de resultados que en mantener la calidad del servicio».

Por otra parte, según la formación de izquierdas, son también molestos los problemas que presenta la red de agua potable, con bajadas de presión en el suministro que dificultan el uso de la red. «Para algunos vecinos que viven en zonas más altas el mero hecho de ducharse se está convirtiendo en toda una aventura. Comprendemos que a veces se debe a reparaciones que son necesarias, pero también hay que realizar una buena planificación del mantenimiento para que se afecte lo menos posible a los usuarios», explica Oliva.

Con respecto al alcantarillado, el concejal de Podemos declara que «hemos recibido denuncias de los vecinos de Palmones y Los Cortijillos en referencia a la red de alcantarillado del polígono. El tramo de la Carretera de Acceso a la Central Térmica comprendido entre el Carrefour y el acceso a Acerinox se inunda cuando llueve ocupando el charco toda la calzada, mezclándose el agua de lluvia con aguas fecales que rebosan de las alcantarillas que no tragan bien. Nos desplazamos a la zona para comprobarlo de primera mano y el olor es insoportable. Unido esto a que la valla de la obra del nuevo centro comercial ocupa casi toda la acera, el paso para los peatones se vuelve imposible, además se trata de un problema recurrente que debería haber estado resuelto hace años».

La formación morada elevará estas quejas a las autoridades y organismos competentes, esperando que se resuelvan a la mayor brevedad. «Si no atajamos estos problemas con firmeza, corremos el riesgo de que se conviertan en crónicos como los cortes de luz o las averías del autobús», finalizan.

Noticias relacionadas