Radio Algeciras y la censura en 1937

En esta sección el profesor e historiador, José Manuel Algarbani, da a conocer documentos y fotos sobre la república, guerra civil y posguerra relacionados con el Campo de Gibraltar.

El documento que se presenta, de febrero de 1937, es una muestra de la censura militar ejercida en Radio Algeciras, dicha censura debía atenerse a los siguientes requisitos:

1.- Los discos del programa autorizado por la censura, antes de ser radiados tenían que ser censurados por el Speaker oficial de esa emisora.

2.- Los discos se radiaban en el orden indicado, que solo se alteraría para intercalar los anuncios, las retransmisiones de Burgos, Salamanca, etc., La charla del General Queipo de Llano y las notas oficiales.

3.- El director de la emisora daría cuenta diaria por escrito, al terminar cada emisión, de la parte del programa emitido y de los discos que no se hubiesen podido radiar.

4.- Como discos de reserva, para el caso de que por cualquier circunstancia hubiera necesidad de ampliar el programa censurado, se radiarían los que a continuación se expresan y por el orden indicado: Marina, Aída, La Favorita, El barbero de Sevilla, La viuda alegre, el conde de Luxemburgo, y las sinfonías de Beethoven por su orden correlativo, incluso el Septimino.

5.- Los himnos patrióticos que deben aparecer al principio y al fin de la primera emisión, se radiarían siempre aunque para ello fuese necesario eliminar la parte del programa musical post o anterior a estos.

6.- Los programas autorizados por el jefe delegado de censura le serán devueltos, una vez cumplimentados y autorizados con la firma del director de la estación radiodifusora.

La Emisora Radio Algeciras EAJ 55 se desarrollaría durante la II República, en 1934. Para oír la radio en aquellos años, era necesario estar en posesión de una licencia. La licencia daba derecho al uso de un solo radiorreceptor, era válida por un año y no podía transferirse a terceros. Era controlado por la oficina de telégrafos. Existían un elevado número de aparatos clandestinos, sobre todo en el Campo de Gibraltar, debido a la cercanía con la colonia de Gibraltar. En toda la provincia de Cádiz había 516 licencias expedidas en 1934.

Un reflejo de la vida de aquellos meses de 1937 en Algeciras, es la denuncia presentada por Pedro Liñana Domínguez, director propietario de Radio Algeciras, sobre la censura ejercida en su emisora por el Coronel de artillería retirado, Ricardo Escuín Lois, en febrero de 1937. Su propietario Pedro Liñana concejal del Ayuntamiento de Algeciras, por lo tanto totalmente adicto al nuevo régimen fascista, se quejaba de la labor ejercida por el jefe de prensa y censura de Algeciras.

El informe del censor a la autoridad militar no se hizo esperar, recordando que la finalidad de la censura es “Velar en todo momento por España, para evitar que pueda ser traicionada, por el espionaje y uno de cuyos medios utilizados es la radiodifusión.

El día 22 con ocasión de la radiación de un disco antirreligioso que provocó la casi general protesta de los radioyentes, requerí al director de Radio Algeciras para que me acompañara al local de la emisora y girar una visita de inspección en los discos de que disponía, encontrándome entre ellos los siguientes: Himno de Riego, el Canto rural a España y La Internacional. La tenencia de estas obras es ilícita, de acuerdo con lo que preceptúan los Bandos publicados”.

Noticias relacionadas

 
02 enero 2022 | Diego Jiménez Relinque
La lluvia de diciembre en Los Barrios
 
26 diciembre 2021 | Alfonso Pecino López
Setas, esquivas y seductoras