Santos y zombies

>

 

Manuel Ramírez Tocón

¿Truco o boniato?, ¿Clauss o Melchor?, ¿sevillanas o tanguillos?, ¿cargaores o costaleros?, ¿rondallas o corales?.  No perdamos el tiempo en buscar el perfil idóneo para disfrutar de nuestro paso por la vida. Por supuesto que me enmarco como defensor de las tradiciones, pero si pasamos un buen rato pintándonos la cara como si nos hubiésemos dado de frente con un autobús y llamando en las puertas en busca de caramelos para los pequeños, déjenme hacerlo pues con eso no atento contra nada pues a los santos y a los difuntos los atiendo sin salirme del guión de lo tradicional aunque aún tenga restos de pintura y un poco de resaca dada la afición de los zombies a los combinados de ron.

Ya no vestimos a los jóvenes de pastorcillos ni vamos a las vías del tren a cortar una pita para la zambomba de la rondalla, ahora vamos al Primark a comprarle un traje oscuro para el baile en la discoteca. Nos jactamos de decir que todo está cambiando, que ya no se celebra nada como antes.

No buscar motivos, simplemente nos estamos globalizando. Este es el verdadero peligro de las tradiciones, la oleada de ofertas gracias a las tecnologías y a las ganas de ser como los que no tenemos cerca. Queremos vestirnos como la chica de la peli, queremos tener una moto como la que sale en el último you tube de un chico de Canadá, queremos que nuestra clase se asemeje a las que nos enseñan en la red y donde las libertades tienen bordes afilados. Contra esto tenemos la vergüenza de enseñar en nuestro canal privado nuestros trajes de piconera, nuestro chaleco de piel de borrego y el zurrón de cuadros, nuestro capirote del Medinaceli, nuestro horno lleno de boniatos o nuestras fotos de difuntos en el mueble bar con dos palomitas encendidas.

No apuesten por campañas para defender lo nuestro, lo nuestro lo llevamos dentro y aquellos que viven a miles de kilómetros darían lo que fuera por sentir, vestir y vivir como lo podemos hacer nosotros sin el disfraz absurdo de los complejos.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
16 julio 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
Cultivar la amistad
 
15 julio 2024 | Patricio González García
Trump es ya una leyenda
 
15 julio 2024 | Rafael Fenoy Rico
Ayudas, Ayudas: Derecho a recibir deber de dar
 
12 julio 2024 | Patricio González García
Recuerda vivir