MONTE DE LA TORRE

Sin vos, amado vino, nuestra vida no tiene sentido

>

 

Hay a lo largo de nuestra existencia compañías de amigos que se alejan de nuestra convivencia por uno u otro motivo, pero vos, respetado vino, nunca de nuestro hogar   marcháis porque sois imprescindible. Ninguna mesa puede estar en su centro sin una botella representante de vuestra persona, blanco, tinto, rosado … o de cualquier tipo sois necesarios para degustar alimentos. El descorche de su recipiente es el prólogo, el pistoletazo de salida   para escanciándoos llenar las copas del “bouquet” enológico.

No se concibe un jardín sin flores ni una gastronomía sin el rey de la misma, pues eso sois vos, delicioso vino, majestad de las mesas por muy modestas que sean. Os rendimos pleitesía porque, a vos gracias, olvidamos los pesares de la vida y nos la dulcifica  haciendo que saboreemos alegrías. 

Sin vos,  fruto de esas  uvas  que el sol  madura y criado en las cubas a la sombra de la bodega, no tendría sentido vivir por eso no me importa embriagarme en vuestra  enológica cordura para gozar  en la tierra el mejor de los paraísos, el que bien saben  apreciar  los catadores de vuestra persona.

Vino, llegó  y por siempre quedará con nosotros porque sin vuestra compañía toda  reunión está carente de la mejor dicha, impregnarnos en el sabor de los sabores, el que  proporcionáis el rey de la mesa.

Verdadera  ambrosía de los dioses  sois, por  ello  hasta  en las ceremonias  litúrgicas  allí  estáis  vos, el que nació de la tierra, se crio en la bodega, murió en cualquier ventorrillo y resucitó en reunión festiva para salvar al mundo del peor de los pecados,  no brindar con un vino.   

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
14 junio 2024 | Darío Iglesias Muñoz
¿Aún no lo ves?
 
11 junio 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
Una visión de la moral más humana, humanista y humanitaria
 
08 junio 2024 | Rafael Fenoy Rico
A zonas desfavorecidas: ¿Técnicos en despachos?