Una retirada a tiempo


>
 

Soy un barreño que tuvo que dejar el pueblo y asentarse en tierras lejanas. Sin embargo, uno es inevitablemente de donde ha nacido o, como dicen otros, de donde estudió el bachillerato. Gracias a Internet, a la prensa comarcal y, especialmente, a Noticias de la Villa, es posible estar al tanto de lo que sucede cada día a pesar de estar a bastantes kilómetros de distancia. El contacto permanente con amigos y familiares permite completar la diagnosis, el pulso de la vida pública cotidiana barreña.

Justamente por eso me duele ver la lamentable situación por la que atraviesa mi pueblo en estos últimos meses. No voy a negar que, abandonando planteamientos personales más ideológicos, había llegado a ilusionarme con el actual equipo de gobierno integrado por PSOE e Izquierda Unida. A la experiencia de un equipo de gobierno con ciertas dosis de renovación tras el abandono de un Alonso Rojas, más que amortizado, se le unía la frescura de la coalición de izquierdas representado por la independencia y la integridad serena de Pepe Tocón. Al frente del consistorio Geli Ariza que, si bien carecía de muchas dosis de quehacer en la cosa pública, la avalaban sus años de dedicación a la educación y a la causa del pueblo saharaui.

Sin embargo, en unos pocos meses, demasiado pocos, todo se ha truncado hasta alcanzar unos niveles de esperpento como pocas veces se ha podido ver en la política local. La candidez, la osadía y la incompetencia política de la alcaldesa la ha llevado a acumular tanto poder que ni el más excelso y asustado de los césares se hubiera atrevido a cargar sobre sus espaldas. La independencia es una virtud, pero aunque no se milite en una formación partidaria, el sistema obliga a tener un equipo con el que trabajar, una agrupación a la que rendir cuentas, unos principios en los que apoyarte y un pueblo con el que y para el que gobernar. La autocracia o el despotismo, por muy ilustrados que sean, no pertenecen a nuestro sistema de gobierno. Si además nuestra particular y principiante emperatriz actúa a todas luces como si todos a su alrededor fueran potenciales Bruto, Casio o Casca que pretenden acabar con su inesperado reinado, tenemos todos los ingredientes para comprender el caos actual.

Es cierto que había que romper con las malas inercias que acumulaba el PSOE de los últimos tiempos, pero Geli no ha sabido guardar el necesario equilibrio entre el rupturismo formal /parece muy ligada a Alonso/ y la capacidad de gobierno. Ha pensado que ella sola era capaz de capitalizar toda la acción de gobierno y por eso ha acumulado más poder que el que cualquier alcalde puede asumir. De ahí los evidentes

errores que han dinamitado el equipo de gobierno y van a dinamitar seguramente el pacto con Izquierda Unida, porque el peor de todos ha sido evidenciar su incapacidad y su impotencia.

Si el PSOE quiere llegar a las siguientes elecciones locales con ciertas garantías de éxito, tiene que dar un decidido golpe de timón. Los electores nunca perdonamos la desunión, no son dignos de confianza aquellos que están permanentemente a la gresca. En el momento actual es necesario buscar a una persona de consenso que pueda encauzar el malogrado diálogo interno y alzarla a la alcaldía para que saque al ayuntamiento de la quiebra técnica y política en la que se encuentra y se enmienden los excesos del periodo anterior. Pero, aunque pueda parecer fácil, hay que tener en cuenta que existe una coalición de gobierno que impuso unos condicionantes claros de cambio y regeneración personal y, en esa tesitura, no hay muchas alternativas factibles.

Con una oposición jugando a la contra, sin nada que ofrecer más que los errores del contrario, Geli Ariza debe comprender que, si de verdad le importa su pueblo adoptivo, no tiene más remedio que ceder su accidental sillón para que recoja el testigo alguien con más experiencia, más apoyo y más garantías de llevar a Los Barrios a una situación estable para lograr superar los difíciles tiempos que atravesamos. Todavía será una retirada a tiempo, mañana será tarde, para ella y para todos.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
16 julio 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
Cultivar la amistad
 
15 julio 2024 | Patricio González García
Trump es ya una leyenda
 
15 julio 2024 | Rafael Fenoy Rico
Ayudas, Ayudas: Derecho a recibir deber de dar
 
12 julio 2024 | Patricio González García
Recuerda vivir