Cigüeña Negra celebrará el día mundial de las Aves desde el Mirador Ornitológico de Palmones

Desde el 2006, la Organización de las Naciones Unidas, ONU, hizo oficial que cada segundo sábado del mes de mayo se celebre el Día Mundial de las Aves Migratorias y el primer fin de semana de octubre a las aves en general con el objetivo de promover su conservación y la protección de sus hábitat.

Este primer fin de semana de octubre se dedica a las aves con numerosas actividades en todo el mundo organizadas desde multitud de asociaciones y otras entidades. Desde el Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra (COCN) con el apoyo de los ayuntamientos de Tarifa, Los Barrios y su entidad local de Palmones celebrará este día desde el Mirador Ornitológico de Palmones.

El próximo domingo día 3 a partir de las 18:00 h. se realiza unas jornadas de puertas abiertas, con aforo limitado y las pertinentes medidas de seguridad, para observar el atardecer y las aves que descansan o duermen en este espacio incluido dentro de la RedNatura2000 como son las Marismas del río Palmones.

Un espacio protegido a nivel europeo dentro de esta gran red destinada a la protección de numerosos espacios naturales interconectados.
Las aves que son buenas bioindicadoras de la salud ambiental del planeta. Muchas de ellas están cruzado ahora la Península, de camino a territorios africanos más cálidos, donde pasarán el invierno. Espacios como las marismas del río Palmones en estos días son un buen punto de observación. Como recoge la Directiva de Aves, una gran cantidad de especies de aves que viven normalmente en estado salvaje padecen de un descenso poblacional, muy rápido en algunos casos, que constituye un grave peligro para la conservación del medio natural, debido a la amenaza que supone para el equilibrio biológico.

La disminución del número de ejemplares de aves, que a veces sitúan a una especie en serio peligro de extinción, se debe a amenazas como la destrucción y la contaminación de sus hábitats, la captura y la destrucción por el hombre y el comercio al que dan lugar dichas prácticas. Por eso la conservación de las aves que viven normalmente en estado salvaje es necesaria para garantizar la salud ambiental de nuestro planeta y un desarrollo sostenible, que impida que las futuras generaciones se encuentre un medio ambiente degradado.

Noticias relacionadas