UN CAMINO EN EQUILIBRIO

¿Cómo como?

 

En este post vamos a tratar varios temas, por un lado, vamos a ver cómo afecta lo que comemos en nuestro estado de ánimo y, por otro, cómo afecta nuestro estado de ánimo en lo que comemos.

Pues sí, es cierto que hay alimentos que pueden estimular las áreas generadoras de placer en el cerebro y hay otros que tienen el efecto contrario. Lo que comemos modifica el nivel de azúcar en la sangre, y esto está asociado directamente con cambios en el nivel de energía y en el estado de ánimo.

Por ejemplo, antes y durante la menstruación, es probable sentir antojo de chocolate debido a que la serotonina tiende a bajar los niveles durante esos días.

Los alimentos que nos van a ayudar a tener un estado de ánimo óptimo son, entre otros, la leche, la pasta, el arroz, las espinacas y el té verde. Mientras que los menos favorables van a ser el alcohol, los fritos, las comidas grasas, etc.

Por otro lado, nuestro estado de ánimo también va a afectar a la forma en la que nos alimentamos, y es que gran parte de las personas que sufren estrés y/o ansiedad suelen ingerir mayor cantidad de alimentos.

La explicación se encuentra en el hipotálamo, que es una glándula situada en el cerebro encargada de controlar las reservas de energía del organismo. Cuando el estómago está lleno, el hipotálamo recibe la señal para dejar de comer y, por el contrario, cuando el estómago está vacío, se enviarán las señales necesarias al hipotálamo para comenzar la ingesta.

Hasta aquí, se llevaría todo el proceso de una forma adecuada, pero el «problema» está en que el hipotálamo, además de esta función, recibe toda la información referente a las emociones, por ello cuando nos sentimos estresados o ansiosos, la función del hipotálamo se desajusta y altera las señales referentes al hambre.

Ahora que conocemos la explicación y las funciones de esta glándula, es hora de cambiar nuestro estilo de vida por uno más equilibrado y así no producir interferencias.

Otra de las cosas que debemos saber es que hay algunos alimentos «adictivos», ya que contienen sustancias químicas que producen placer y bienestar inmediato. Por ello, ante un día malo, solemos tener más tentaciones.

Te dejo unos «tips» para controlar posibles desajustes:

– Toma alimentos ricos en fibra: estos alimentos nos saciarán más y nos ayudarán a controlar los excesos.

– Haz deporte: el ejercicio es clave para superar el origen del problema, y por supuesto regula el organismo.

– Escucha a tu cuerpo: a veces el cuerpo nos pide que nos relajemos y descansemos.

– Y, por último, acepta que los antojos son normales, pero siempre con moderación.

«Que la comida sea nuestro alimento y nuestro alimento sea nuestra salud»

 

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
12 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
Felipe VI y la Espada de Bolívar
 
12 agosto 2022 | Darío Iglesias Muñoz
Hola todos, todas, todes
 
10 agosto 2022 | José Antonio Hernández Guerrero
Descansar para sacudir el aburrimiento
 
09 agosto 2022 | Patricio González García
Blas infante