Dolor de hombros y de cuello, por M. Ríos

 

Los potentes músculos de los hombros proporcionan una gran flexibilidad, pero pueden hacer que la zona resulte muy susceptible a las lesiones. Los dolores en el cuello y en los hombros pueden estar provocados por posturas incorrectas.

Uno de los tipos más habituales de problemas de hombros es la lesión del «manguito de los rotadores»., que provoca daños en uno o varios músculos de los que rodean la articulación del hombro cuando se sufre una caída o se ven sometidos a tensión o dolor debido al abuso.

En la articulación existen varias bolsas serosas , además de tendones, que pueden irritarse, y el revestimiento de la propia articulación también puede acabar inflamándose.

El dolor cervical suele estar provocado por una tensión muscular debida a posturas incorrectas mas que por una lesión específica. Procesos como la osteoporosis pueden ser también causantes de este frecuente dolor.

Un fisioterapeuta, un quiropráctico o un osteópata determinarán qué estructura está implicada en el dolor y le sugerirán un programa de tratamiento. En el caso de casi todos los dolores de hombros y de cuello, el tratamiento sigue un modelo similar. Si se trata de una lesión en tejidos blandos, el dolor puede desaparecer por sí mismo sin tratamiento transcurridos algunos días de reposo y tomando analgésicos.

Siga el tratamiento descrito para las lesiones musculares agudas y utilice un cabestrillo si el miembro afectado es un brazo y no puede prescindir de utilizarlo. Los antiinflamatorios como el ibuprofeno, pueden ayudar si el dolor es muy intenso. Cuando éste haya cesado, practique ejercicios suaves para evitar la rigidez.

Si el dolor se prolonga más de tres o cuatro días, el médico tal vez le sugiera una infiltración de esteroides para relajar el tendón afectado. Si el dolor cervical o de espalda representa un problema crónico, los tratamientos a base de fisioterapia, osteopatía o quiropráctica pueden ser de gran ayuda.

Polimialgia reumática

Esta alteración, con síntomas de dolor y rigidez en los hombros, el cuello, la espalda, y los brazos , es la pesadilla de muchas mujeres mayores. Afecta tres veces más a las mujeres que a los hombres, y se trata de una dolencia extraña con pocas evidencias físicas de problemas musculares, aunque se ha relacionado con alteraciones arteriales.

El dolor suele ser intenso al levantarse de la cama o después de permanecer sentado durante un rato. Por lo general se acompaña de una falta general de bienestar, febrícula, anemia y pérdida de apetito. No obstante, la dolencia responde rápidamente a la terapia con corticoides.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
15 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
In memoriam Bertolt Brecht
 
15 agosto 2022 | Patricio González García
La procesión oficial de la Palma
 
12 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
Felipe VI y la Espada de Bolívar
 
12 agosto 2022 | Darío Iglesias Muñoz
Hola todos, todas, todes