MENUDENCIAS BARREÑAS

El nombre árabe de Guadarranque

El río Guadarranque a lo largo de su historia tuvo varios nombres, entre ellos el actual ya conocido desde el siglo XIV. Se ha sugerido algún nombre nuevo, pero falta documentarlo en su época y en su lengua original.


>
Río Guadarranque en su tramo final

Hace años comenté varios topónimos entre los ríos Guadarranque y Palmones (Álvarez, 1998), recordando que Guadarranque significa “río de las yeguas”, aunque Joaquín Vallvé (1967: 366) lo derivaba de Wad-ar-Rinq o “río de Rodrigo”, por el rey visigodo que según él fue vencido junto a ese río. Ahora analizaré con más detalles la etimología de Guadarranque como “río de las yeguas”, aunque añadiré algún otro nombre con su propio significado.

El actual nombre de Guadarranque en árabe quizá sería el más usado entre los siglos XIII y XV, durante el reino nazarí de Granada, a cuya jurisdicción perteneció el río hasta que pasó al reino de Castilla en los siglos XIV y XV. Pero no se conoce ningún documento de esa época con el nombre de Guadarranque escrito en árabe. Por tanto, la fecha más antigua del topónimo Guadarranque no está en árabe, sino transcrita al castellano, cuando el rey Alfonso XI se dispuso a conquistar Algeciras (1342-1344) y luego Gibraltar en cuyo asedio murió (1350).

Tanto la crónica castellana de dicho rey, como el Libro de la Montería atribuido al mismo, citan varías veces el río Guadarranque, cuyo nombre lo oirían en árabe y lo transcribieron al castellano, sin añadir ningún comentario sobre su significado o el por qué de tal nombre.

Sebastián de Covarrubias, sin citar que es un claro arabismo con el prefijo guad-, sería el primero en su Tesoro de la lengua castellana dando su escueto significado: “Guadarranque, en el obispado de Cádiz, río de las yeguas” (Covarrubias, 1611: 452).

La primera cita hallada en árabe del topónimo Guadarranque es del siglo XVIII, con “rmk” en vez de “rnq” y yegua en singular, con la tāʾ marbūṭa del femenino árabe (ﺓ). Está en el Diccionario español-latino-arábigo de fray Francisco Cañes, que dice: “GUADARRAMQUE río en el Obispado de Cádiz, en frente de Gibraltar, y se debe decir: Uada-alramka, y vale el rio de la yegua. Fluvius equæ * ﺔﻜﻤﺮﻠﺍ ﻱﺩﺍﻮ ” (Cañes, 1787, t.II: 203).

Elías Terés corrigió a Cañes, pues yegua en árabe clásico y singular es ramaka y no ramka como aquél dice. Aunque, según Pedro de Alcalá, en hispanoárabe yeguas en plural sí sería ramq, con “q” (ﻕ) equivalente al ramk con “k” (ﻙ) del árabe clásico, concluyendo al respecto:

“De modo que, sin darla como definitiva, por no hallarse documentada en árabe, puede considerarse posible antecedente hispanoárabe Wád ar-Ramk, ‘río de las Yeguas’, teniendo en cuenta que es voz toponímica, pues ríos y montes Yeguas son relativamente frecuentes en la topografía peninsular”. Incluso añade otros dos Guadarranque, uno en Toledo y otro en Badajoz. (Terés, 1986, t.I: 425-426)

Una corrección escapó a Terés sobre Cañes, pues aquél usó el prefijo árabe guadi- (ﻱﺩﺍﻮ, Wādī-) y no guad– (ﺩﺍﻮ, Wād). Ambos son río o valle: Guadiana, Guadalquivir, Guadalete, etc. Pero su transcripción castellana debió escribirla Uadi- (Wādī-) y no Uad- (Wād).

José Ántonio Conde editó en árabe y castellano con anotaciones la Descripción de España de Xerif Aledris (al-Idrīsī) obra omitida por Terés, donde al comentar los arabismos “alcantir” y “alcántara”, que significan “puente”, cita los que habrían “en Mayorga, Guadarranque y Palmones” (sic.), añadiendo como primicia el nombre del río en árabe, con yeguas en plural: “ﺎﻜﻣﺮﻠﺍ ﺩﺍﻮ Wad-Arramque, río de las Yeguas”. (Conde, 1799: 202; 1980: 202).

Conde, siguiendo a Covarrubias, al nombrar Guadarranque en árabe escribe bien el prefijo guad- (ﺩﺍﻮ, Wad) y el artículo al (ﻞﺍ) como ar. Pues la letra “l” (lām, ﻞ) ante otra solar “r” (, ر), pierde la “l” (ﻞ), y se duplica en “r-r” (ر-ر), para evitar la malsonancia o cacofonía de dos letras solares seguidas, escribiéndo así “Wad-ar-”. Pero al transcribir del árabe clásico yeguas (ﺎﻜﻣﺮ), con vocal final larga “ā” (fatha con alif, ﹷﺎ ﺎﹷ), su transcripción vocálica debió ser “ramka” (Wad-ar-ramkā) y no “ramque” (Wad-ar-ramque), que sería la voz hispanoárabe.

El porqué de “río de las yeguas” no tiene explicación definitiva. Una dehesa próxima fue para potros, quizá con las yeguas-madres (De Vicente Lara, 1998: 269). José Beneroso Santos (2023: 209-215), investigador exhaustivo del tema, amplía el significado con connotación militar a “río de la yeguada”, pero yeguada en árabe es “qaṭˁ min ramk”, según dice Pedro de Alcalá (1505; 1989: 531). Igual alude a un camino de yeguas junto al cauce del río (Álvarez).

En el siglo XV consta que también se llamó Wādī-l-baḥr o “río del mar” (ﺮﺤﺒﻟﺍ ﻯﺩﺍﻮ), pues el geógrafo Ḥimyari así nombra un río junto a Carteya, que Leví-Provençal (1938: ١٥١, nº 138) identificó con el río Guadarranque. Además se llamaría Wādī l-ramal según Chalmeta (1994:132), a quien sigue Beneroso al nombrarlo Wādī ar-rmel o “río de la arena” por su colmatación, que no valdría para otros ríos homólogos, salvo que esa arena fuese extraída.

Beneroso, en una forzada evolución fonética, asimila “lacqa” (de lacus piscatorios o lago de pesca) a un presunto “río de la arena del lago” (Wādī ar-rmel lac[q]a > Wad ar-rmlaque > Guadarranque), que identifica a otros similares (Wādī ar-rmel al-Buayra, Wādī al-Buayra y Wādī lakko). Si tal laguna o lago fuese la bahía de Algeciras como pretende, esos ríos serían el propio Guadarranque, aunque otros historiadores lo ubicaron junto a la laguna de la Janda o en el Guadalete. También partiendo de un término hídrico (vena acquae) propone con menor solidez un Wad ar-acquae, del que podría derivar el nombre de Guadarranque. Igual que un Wādī Arranque o río de la desbandada, con raro significado de huida militar. Por último, sugiere que quizá sea un ignorado Guadalquibi, que cita Ángel Sáez Rodríguez (2001: 342).

Noticias relacionadas

 
09 julio 2024 | Manuel Álvarez Vázquez
Sobre la Ermita de San Isidro
 
08 junio 2024 | Manuel Álvarez Vázquez
La punta de diamante
 
19 mayo 2024 | Manuel Álvarez Vázquez
Origen del cortijo de Tinoco