NOVENA PROVINCIA

Las marcas blancas

>
 

La desbocada carestía de los alimentos sigue sin dar tregua aunque se haya moderado hasta una subida anual dicen que  del 7,4%, lo que ha acarreado cambios en los hábitos de consumo.

Uno de los principales cambios  es el fuerte aumento de las marcas blancas, que concentran ya así el cincuenta por ciento de la cesta de la compra tras crecer más de cinco puntos en los dos últimos  años.

 Sus precios más asequibles, pero en absoluto  inmunes a esa   espiral inflacionista que tenemos encima, han ganado atractivo ante una ciudadanía que se encuentra asfixiada por la pérdida de poder adquisitivo y la subida casi indiscriminada  de las hipotecas.

El interés de los  diferentes grupos de distribución en promocionar los artículos de sus fabricantes por los márgenes que les aportan también ha influido.

La desproporción  existente entre el coste en origen y en destino obliga a extremar la transparencia en la formación de precios en la cadena alimentaria. Las transformaciones en el sector no resultan inocuas: redoblan la presión sobre los productores al primar el factor ahorro y empiezan a tener efectos colaterales no deseados como  es el cierre de plantas y los despidos en multinacionales por la caída de las ventas.

Sin olvidar que el menor consumo de alimentos frescos -otro efecto de la inflación- rebaja el carácter saludable de la dieta de las familias. Vamos todos a los congelados.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
18 abril 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
Procedimientos narrativos para descifrar la complejidad de la vida actual
 
15 abril 2024 | Patricio González García
Máxima gravedad