NOVENA PROVINCIA

Los daños colaterales de la pandemia

 

La lucha contra el coronavirus tiene las características de una guerra; hay muertos, heridos, y otra serie de daños inesperados. Esos son los daños colaterales. Entre ellos están los daños económicos que son obvios, pero hay otros que no son tan evidentes pero que pueden llegar a ser peores.

Y ha ocurrido con la educación de los niños en los colegios públicos. Las clases virtuales sí se han dado pero no se ha tenido en cuenta la conocida como “brecha digital” y las familias necesitadas no pudieron aprovechar esas clases por no tener Internet.

Sin entrar en más detalles, los niños necesitados quedaron mal servidos por el Ministerio de Educación y las respectivas Consejerías de cada Comunidad Autónoma. Pero es que tampoco recibieron el almuerzo caliente de todos los días cuando funcionaban las clases presenciales.
Esta es solo una parte porque otra es la deserción de muchos colegiales por diversas circunstancias.

Otro daño colateral ha aparecido entre mujeres víctimas de la violencia de género. Confinados en espacios pequeños por el coronavirus, las diferencias se agrandan. Quienes la han sufrido y sufren siguen padeciéndolo porque las instituciones que atienden estas situaciones normalmente, ahora, están en teletrabajo o se atiende por teléfono.

También hay dolencias físicas que no se han atendido durante los casi nueve meses que llevamos de pandemia. Dolencias que pueden ser lo que se llaman las cirugías discrecionales pero también hay otras enfermedades que son graves como puede ser el cáncer o las cardiopatías que no se han visto o se han pospuesto y que en algunos casos, han llegado a ser mortales. Todo esto se ha hecho para evitar los contagios con el coronavirus por lo que son los daños colaterales.

Para las personas que no ven o con sonda, las esperas han sido agonizantes y psicológicamente debilitantes. Y aquí entro en la última parte que son los daños psicológicos que estos tiempos de confinamiento nos han proporcionado: depresiones, ansiedad, soledad y los daños que se han quedado en el cuerpo de cada uno después de sufrir una infección de coronavirus. Estos son los otros daños que nos ha proporcionado la pandemia, daños colaterales pandémicos.
Suerte a todos.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
29 enero 2023 | Patricio González García
Pasará lo que queramos