Podemos considera inaceptable la actitud de Alconchel ante la «crisis del carboncillo»

La formación morada considera que la salud de los vecinos y vecinas de Palmones debería ser la prioridad del alcalde ante los vertidos de carboncillo

“Es una pena que desde el Ayuntamiento de Los Barrios no se le dé la importancia que se merece a los vertidos de carboncillo en Palmones”, declaran desde Podemos, “no entendemos cómo Alconchel se permite decir que las partículas de carbón que llegan a la zona no son nocivas para la salud”.  Informan que la inhalación prolongada del polvo de carbón mineral puede producir enfermedades pulmonares, además de las notorias molestias y suciedad para el vecindario.  Desde Podemos Los Barrios quieren transmitir todo su apoyo a los vecinos y vecinas de Palmones ante la “crisis del carboncillo”.

“Lamentamos profundamente el total desconocimiento de Alconchel sobre los riesgos que entraña la industria de su propio pueblo.  Respirar repetidamente, durante años, el polvillo del carbón mineral, puede dar lugar a la ‘neumoconiosis de los mineros del carbón’, sobre todo si no se usa ningún tipo de protección respiratoria”, explican.  En 2012, varios vecinos de A Coruña tuvieron que ser atendidos de urgencia por inhalación de este polvillo, que afecta más a aquellos que tienen deficiencias en las vías respiratorias, como asma o alergia.

En el puerto de la capital gallega (donde también se descargaba carbón) hubo que instalar un sistema de detección, que hacía sonar una sirena cuando la velocidad del viento superaba los 50km/h y se obligaba a detener los trabajos de descarga.  En Gijón, los vecinos también tuvieron que sufrir los efectos del polvo de carbón, pero en ambos puertos se tomaron medidas correctoras para evitar que se siguieran produciendo las nubes de carboncillo y los depósitos en zonas residenciales.

“Son ya muchos los perjuicios que estamos sufriendo en Los Barrios y Palmones a causa de los movimientos de carbón. En marzo del pasado año pudimos comprobar como los camiones que, por aquel entonces, sacaban el carbón de la central, dejaban caer trozos de carbón en el pavimento con el consiguiente riesgo asociado.  Ahora nos toca lidiar con el polvillo, ¿qué será lo próximo?”, se lamentan los morados.

Desde Podemos entienden que la industria es la base del empleo en la comarca, pero también exigen firmemente que el desarrollo industrial no suponga un perjuicio para la ciudadanía ni para el medio ambiente, sobre todo cuando existen medios técnicos suficientes para que este tipo de incidentes no vuelvan a repetirse.  “La central de carbón ha comprado 6 barcos y quedan muchas toneladas por descargar, esperamos que se tomen las medidas necesarias para que ‘la crisis del carboncillo’ no se prolongue. Esta vez hemos tenido suerte porque la lluvia ha limpiado el aire, pero no siempre será así”, finalizan.

Noticias relacionadas