El poder de los tiranos

 

El coronavirus sigue causando estragos, sobre todo, en los países más empobrecidos. Gente descontenta, y con toda la razón del mundo, en Cuba. Una crisis económica que está empobreciendo incluso a las familias de clase media. Una subida en el recibo de la luz que asusta.

Lo grave de todo esto es que las personas lo pasan mal. Quizás, lo más sangrante, es que todos somos víctimas de un Sistema que devora y de una mala política en la que sólo importa conservar el poder y, junto al poder, la riqueza.

Ese es el problema del poder, incluido el religioso, que sólo piensa en sí mismo. El poder por el poder es la catástrofe más grande jamás pensada. Cuanto más absoluto es, cuanto más fuerte se siente, menos controles acepta, más daño hace, más heridos deja en el camino, más miente, culpando siempre de los males al vecino que tiene en frente.

Nunca tiene la capacidad para hacer una “autocrítica”, más bien, lo contrario. El poder, si pierde de vista su razón de ser, corrompe hasta al más humilde de los santos. Alguien dijo alguna vez, “cuando se trata de coger algún cargo y manejar poder, hasta los santos se bajan de las peanas”.

No hace falta decir que el objetivo de toda política es la de buscar el bien común y la de servir al pueblo encomendado, pero no siempre es así. La mayoría de las veces no es así. También está claro que, en ocasiones, hay que utilizar el lenguaje y los criterios que destruyen menos puentes, con una mirada amplia, con una visión de presente y de futuro sin olvidar el pasado y los errores que se pudieran cometer.

Pero, en estos tiempos que corren, cuando más falta hace una política eficiente, honesta y que piense en el pueblo, apreciamos y sufrimos todo lo contrario. Los problemas reales no les importan a los señores y señoras de aquella casa custodiada por dos leones. Mientras los problemas engordan, ellos se preocupan en minucias y se divierten con el insulto y la palabrería.

Amigos y amigas, hay preguntas que no tienen fácil respuestas y situaciones que no tienen fácil solución. Soy consciente de ello. Pero al menos debería existir la buena voluntad de perseguir y buscar el bien, lo bueno, lo mejor, o al menos, lo menos malo y en ocasiones, dudo que exista esa intención. Un abrazo a todos. Ánimo y adelante.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
19 julio 2021 | Patricio González García
Orden del Mérito Civil para Rodríguez Picón
 
19 julio 2021 | Veronika Gau
No es culpa tuya
 
19 julio 2021 | Rafael Fenoy Rico
Viviendas Sociales tipos, número y localización
 
19 julio 2021 | Patricio González García
Abrazos y lágrimas