Algarbani participó en las Jornadas de Historia de Tarifa

El profesor del IES Carlos Cano, y cronista de la villa defendió el sábado una comunicación titulada: “El valle de Ojén y los prisioneros republicanos. 1939-1943”, en el contexto de las III Jornadas de Historia de Tarifa que se ha celebrado este fin de semana, con éxito de asistencia y organización.

Redacción | Los Barrios

Organizada por la Asociación de Estudios Históricos “Tarifa siglo XXI”, se ha celebrado en la Casa de la Cultura de Tarifa. En esta edición ha estado dedicada a la figura de dos ilustres personajes nacidos en el entorno del Estrecho de Gibraltar: Pomponio Mela y Turriano Grácil. Ambos vivieron a principios de nuestra era.

La charla de Algarbani ha sido una de las 27 comunicaciones previstas en un intenso y heterogéneo programa que ha presentado las últimas investigaciones sobre la historia local, que han ayudado a profundizar en el conocimiento de la historia local.

Algarbani ha presentado un recorrido por el valle de Ojén, territorio que se reparten el término municipal de Los Barrios y el de Tarifa, planteando la ubicación de las distintas unidades disciplinarias que participaron en la construcción de dicho camino que recorre en total unos 25 Kms. Los puntos  extremos son Facinas en el término de Tarifa y el Puente de Hierro en Los Barrios, y transcurre por el Parque Natural de los Alcornocales. Su contexto histórico, la penosa situación de los prisioneros y los planes del estado mayor franquista han sido los temas tratados por el historiador y profesor.

La presencia barreña ha estado también representada por el profesor en historia del IES Sierra Luna, Antonio Morales que ha defendido la comunicación titulada: “la experiencia democrática de 1869 en Tarifa”.

La nota emotiva ha sido el merecido homenaje a a Sebastián Trujillo Martínez, con motivo de su próxima jubilación. Personaje entrañable que ha estado muy unido a Castillo de Guzmán el Bueno, desde que en 1987 se ocupó de manera altruista al cuidado y mantenimiento del monumento, propiciando la visita de grupos a los que servía de guía y con los que no dudaba de convertirse en un soldado de la época para transmitir mejor la esencia del entorno y la historia que atesora la Alcazaba tarifeña. Obteniendo en 2003 el título simbólico de guía oficial de Tarifa, por parte de la corporación local.

 

Noticias relacionadas